20/5/11

Episteme, Sofia, Nous

*
Las negrillas, sangrías y separación de algunos párrafos son nuestros para efectos de estudio.

Tomado de:

http://www.eumed.net/libros/2007a/257/1v.htm

Las ciencias experimentales subrayan la necesidad de la experiencia sensible, y así es en efecto, pues las leyes de la naturaleza no se deducen de ciertos principios, sino que tienen que observarse de un modo sensible, aun utilizando la experimentación.

Por su parte la Filosofía, aún cuando no pueda prescindir de la experiencia sensible, insiste en el Método Racional y en el uso del entendimiento, gradas al cual es posible captar las esencias, los primeros principios y las causas supremas que fundamentan al Universo.

Diferencia entre Epísteme y Sofía

Otro modo de captar la diferencia entre los dos tipos de saber, está en lo que Aristóteles llamó Epísteme y Sofía.

Epísteme es la ciencia, pero entendida, no corno un conjunto de verdades, sino como un hábito intelectual demostrativo. El sujeto que posee esta cualidad tiene facilidad para demostrar con rigor y exactitud sus asertos, puede fundamentar sus tesis, o sea, da las causas de los que sostiene.
Por su parte, Sofía es la sabiduría que ama el filosofo (filos: que ama; Sofia: sabiduría), y consiste en una conjunción de epísteme y nous. La Filosofía, por lo tanto, incluye también la epísteme o hábito demostrativo, pero añade algo más: el nous.
Nous es el hábito intuitivo de los primeros principios; es la cualidad mental (virtud intelectual, dice Aristóteles) por la cual un sujeto tiene facilidad para remontarse de un modo intuitivo hasta Ios primeros principios que sirven de base a toda demostración.
Por lo tanto, Sofía, en cuanto contiene epísteme, participa del rigor científico, y en cuanto contiene nous, profundiza hasta los principios.
He aquí la semejanza y la diferencia entre ciencia y Filosofía. El filósofo es, pues, un científico que profundiza hasta las causas y primeros principios.
*